domingo, 15 de abril de 2018

Fibromialgia y Terapia Floral


FIBROMIALGIA Y TERAPIA FLORAL




La Fibromialgia es una condición que implica todo un desafío.

Al igual que el Síndrome de Fatiga Crónica, la Fibromialgia tiene muchos síntomas diferentes y cambiantes. El dolor generalizado y la sensibilidad en los tejidos conectivos, articulaciones, músculos y ligamentos, acompañado de fatiga severa y alteraciones del sueño son los síntomas físicos más comunes. Desde el punto de vista emocional, los aspectos debilitantes y crónicos de la condición desencadenan sentimientos de depresión, letargo, confusión mental, aislamiento e incluso desesperación.

El tratamiento de los casos de Fibromialgia es complejo y requiere un enfoque multidisciplinario. Debido a que la enfermedad es más bien de naturaleza crónica, puede, mucho antes de ser diagnosticada, confundir debido a su sintomatología cambiante.

Los diferentes niveles - incluyendo lo nutricional, lo estructural, lo energético y lo emocional - deben ser abordados cuidadosamente, capa por capa hasta que tanto el cuerpo como la mente estén nuevamente en armonía. La buena noticia es que es perfectamente posible resolver la Fibromialgia y existen muchos casos exitosos que demuestran esto a partir de diferentes abordajes.

Las Esencias Florales serán más efectivas tratando los patrones emocionales, y en cierta medida, los patrones energéticos que se encuentran por detrás del caso. 

Nuestra investigación indica que cada caso de Fibromialgia es único, es al individuo al que tenemos que tratar, no a la enfermedad. No existe una única fórmula para «curar» la Fibromialgia desde el punto de vista de la terapia floral.

Sin embargo, los siguientes son algunos factores terapéuticos importantes que deben ser considerados.


Fomentar la auto-curación
Muchos de los que padecen Fibromialgia han padecido dolor por un periodo de tiempo y pueden haber sido diagnosticados como depresivos y tratados con medicamentos psiquiátricos, o pueden haber sido tratados con diferentes terapias convencionales o alternativas, sin mucho éxito. 

Uno de los primeros pasos más importantes desde el punto de vista emocional es el de establecer la confianza en la propia capacidad de mejorar. 

La esencia floral Self-Heal es fundamental para todo el tratamiento. Asimismo, la Crema Self-Heal, conteniendo Arnica, Equinacea, Love-Lies-Bleeding más otras esencias propias para el estado personal de cada individuo, puede ser masajeada en las aéreas más dolorosas del cuerpo. 

En última instancia la estrategia de curación es «retrotraer» el bloqueo y la auto-perpetuación de los síntomas, ayudando a las personas a aprender a identificar los factores desencadenantes del estrés y del dolor. Para ello, la esencia Self-Heal y su afirmación «estoy en el centro de mi experiencia de curación. Asumo la responsabilidad de encontrar mi propio camino hacia el bien estar» es muy importante.


Dirigirse al ciclo de dolor cuerpo-mente
Durante el prolongado curso de la enfermedad, los que padecen de Fibromialgia pareciera que desarrollaran una especial sensibilidad en los receptores de dolor.

La naturaleza crónica del dolor y sus síntomas cambiantes, terminan resultando un círculo vicioso que padece y crea una percepción incrementada del dolor. Es muy importante desarrollar modos en los cuales la mente se convierta en testigo del dolor, respirando con él, reconociendo su origen y, finalmente, rompiendo el vínculo de la respuesta habitual al mismo. 

Una de las esencias florales más importante para este nivel de consciencia del alma, es Love Lies Bleeding. Rescue Remedy y Arnica también pueden ser muy importantes.


Identificar las fuentes de estrés y toxicidad
Es fundamental que quienes tratan con esta enfermedad reduzcan el estrés y la toxicidad innecesarias en sus vidas. 

Muchos de los que padecen de Fibromialgia tienen empleos, viven situaciones o relaciones que les crean un enorme estrés interno. 

Más que ser el enemigo, el dolor muchas veces es el modo en que el cuerpo señala que algo debe ser cambiado en nuestra vida. 

Esto también incluye hábitos personales, tales como ritmos de vida, elección de alimentos y de vestimenta, y otros factores del estilo de vida.

Muchos casos de Fibromialgia se resuelven cuando el individuo adquiere la suficiente fuerza en su alma para identificar conscientemente y realizar cambios relacionados con su situación personal. Self-Heal,  Walnut, Willow, Centaury, Cerato, Morning Glory, Hornbeam, Wild Oat y Star Tulip son esencias florales importantes para tener en cuenta.


Ritmos del sueño alterados
Uno de los aspectos más comunes de la Fibromialgia es la alteración del sueño.

Nuevamente un círculo de retroalimentación es creado, dado que la falta de sueño incrementa el dolor corporal, y el incremento del dolor corporal altera el dormir. 

En general el dolor fibromiálgico responde bien al calor, baños calientes antes de dormir y/o compresas en las áreas dolorosas del cuerpo pueden traer la calma necesaria para un sueño profundo. 

Arnica Alleve Herbal Flower Oil y St. John’s Shield Herbal Flower Oil son excelentes para ser usados en baños o compresas para tales propósitos. Esencias Florales como Morning Glory, Chamomile, Rescue Remedy, St. John’s Wort, Olive y White Chestnut son los principales remedios para ser considerados en forma oral para resolver patrones alterados del dormir.


Para los estados depresivos o letárgicos
Comúnmente se diagnostica a la Fibromialgia como una depresión y es consecuentemente mal tratada en ese sentido. 

La depresión es usualmente un síntoma presente en la enfermedad cuando los ciclos de dolor se incrementan, y el individuo cae en desesperación respecto a su capacidad de resolver la enfermedad. 

También, la privación del sueño causa muchos síntomas de depresión, incluyendo letargo y confusión mental. 

Algunas esencias florales pueden ser de ayuda para desalojar a los síntomas externos de la desesperación o depresión durante el viaje de curación. Las esencias más básicas incluyen Gentian, Mustard, Gorse, Penstemon, Borage, St. John’s Wort y Love Lies Bleeding.


Identificar el trauma originario
Esta categoría es la más importante desde el punto de vista de la terapia floral. En los varios casos de Fibromialgia que he tratado personalmente o supervisado con otros terapeutas, hemos logrado rastrear las raíces de la Fibromialgia precipitadas a partir de un evento traumático. 

Debido a que el inicio de los verdaderos síntomas de la enfermedad se manifiestan lentamente, muchas veces lleva tiempo descubrir esas partes arraigadas de la historia emocional. Sin embargo, es precisamente por aquí donde una parte importante de la curación para el alma tiene que pasar. Cuando tal sanación se pone en movimiento, el sistema inmunitario recibe un impulso significativo. 

Un trauma así puede ser físico en su origen, tal como un accidente automovilístico o una lesión en un deporte, o puede ser puramente emocional en su naturaleza tal como un cambio muy importante, muerte de un ser querido, divorcio o pérdida de trabajo. 

Usando esencias florales para volver al trauma original y resolverlo, es la llave de la estrategia terapéutica.

Obviamente muchas esencias florales diferentes pueden ser las indicadas para la recuperación emocional, pero algunas de las más importantes son: Star of Bethlehem, Arnica, Chaparral, Honeysuckle, Bleeding Heart, Yerba Santa, Willow, Sagebrush y Walnut.


Acercarse a la curación progresivamente
Ya sea que uno mismo busca su curación, o somos los terapeutas tratando la Fibromialgia, uno de los aspectos más importantes del trabajo es nuestra capacidad de practicar la compasión y la paciencia. 

Muchos pacientes que padecen esta enfermedad buscan comprensiblemente un alivio para sus síntomas y frecuentemente saltan de una terapia a otra en la esperanza de una resolución. 

La llave es resolver el caso a través de identificar las capas más profundas del sufrimiento emocional. 

Si el terapeuta escucha con cuidado, atención y compasión al que padece de Fibromialgia será capaz de conducir el caso a partir de resolver el dolor emocional.

Patricia Kaminski 
Elaboradora de FES (Esencias Florales de California)
_______________________________________________________________



Si este artículo fue de tu interés y deseás iniciar un proceso psicológico y floral ó si necesitaras adquirir esencias florales, te solicitamos te comuniques con nosotros a través de los datos de contacto.

CTS-Centro de Terapias para la Salud
Elsa B. Mirol Colella 
Directora
(054-011) 47023-7734 / 15-5731-6361
info@center-salud.com
www.center-salud.com


Aromaterapeutas y elección del aceite esencial


Aromaterapeutas:
¿Cómo elegir un Aceite apropiado,  
aunque hayamos aprendido la teoría?



Que la Aromaterapia afecta a nuestras emociones es algo bien conocido desde la antigüedad, pero la manera neuropsicológica en que lo realiza, sólo las investigaciones actuales han podido demostrarla.

Este es un paso muy importante dentro de las Terapias alternativas en donde se manejan teorías basadas en la experiencia ancestral, puesto que para ser reconocidas por la sociedad actual, es necesario demostrarlas a través de métodos científicos. Y las investigaciones dentro del campo de las Neurociencias, le han brindado a la Aromaterapia el basamento científico que la sociedad actual exige.

Para esquematizarlo de una manera muy simple los olores son percibidos por nuestro cuerpo de la siguiente manera: en las fosas nasales se encuentra la mucosa olfatoria encargada de recibir el "mensaje odorífico" (el olor o aroma), el cual será transportado por las fibras del nervio olfatorio hacia el bulbo olfatorio. Desde este Bulbo olfatorio el mensaje se transmite por dos caminos diferentes. Uno se dirigirá hacia el Hipotálamo (quien controla las respuestas vegetativas) y hacia el epitálamo (quien controla las respuestas somáticas); y el otro llevará el mensaje hacia el Hipocampo y la Amígdala.

Ahora bien... una vez que el mensaje llega a estas zonas, se comienza a formar parte de un circuito en donde participan complejas estructuras cerebrales.

Este circuito se denomina Sistema Límbico y es el encargado de integrar el olfato, la memoria y las emociones.

Algunas de las estructuras que componen al sistema límbico son: el Hipocampo, la Amígdala, el Septum y el Fornix; pero no nos detendremos a hablar de cada una de ellas puesto que todavía queda mucho por descubrir sobre sus funciones.

Lo importante entonces a saber, es que a partir de un aroma que percibimos casualmente, éste nos recuerda inmediatamente una situación vivida en el pasado y hace surgir en nosotros la emoción experimentada en ese momento. Y todo esto es posible gracias a que existe en nuestro cerebro un sistema integrador del olfato, la memoria y las emociones.

Pero no siempre las emociones que surgen son deseadas o placenteras, a veces el aroma puede activar recuerdos tristes de situaciones amargas del pasado. Encontramos en la película romántica "Alguien como tú": la protagonista es abandonada por su pareja de la cual se encuentra locamente enamorada, por eso y en un acto desesperado e inocente, acude al médico para solicitar que le extirpen la Amígdala (estructura que forma parte del Sistema Límbico), puesto que al sólo oler casualmente el aroma de vainilla, revive con dolor todos los momentos compartidos con él.

Por ello es tan importante al momento de indicar un tratamiento aromaterapéutico el conocer aquellos aromas que le resultan desagradables a la persona que recibirá la terapia. Muchas veces esos aromas que activan recuerdos dolorosos o estresantes suelen ya estar identificados. Nuestro paciente puede decir: "no me gusta el olor a Patchouli porque es muy fuerte, "la Lavanda me recuerda a los hospitales", "la Naranja me pone nerviosa", o simplemente "odio la Menta, ¡no sé por qué!". No siempre existirá una razón lógica por la cual a la persona le desagrade cierto aroma, justamente porque tendrá que ver con situaciones del pasado que no desea recordar.

Pero al terapeuta le debe bastar con que el paciente exprese su desagrado, para borrar ese aroma de su lista a la hora de seleccionar los aceites a ser utilizados en ese caso en particular.

Otra razón por la cual el terapeuta debe conocer los aromas desagradables para el paciente, es que la conexión existente entre el olfato, la memoria y las emociones pueden producir el efecto contrario al que estamos buscando. Por ejemplo, le recetamos a Clara tomar baños de tina con aceite de Manzanilla para relajarse, sin conocer que la Manzanilla le recuerda una situación muy traumática vivida en su infancia, al perderse a los cinco años en el campo de sus tíos, caminando varias horas sin rumbo, y con un profundo miedo de no poder retornar jamás. ¿Producirá entonces la Manzanilla el efecto que buscamos?, ¿el efecto que todos los libros y cursos de Aromaterapia nos enseñan que tendrá?, pues en la mayoría de las personas sí, pero en este caso en particular no.

Es por ello que siempre remarcamos la importancia de tomar en cuenta cada caso, y no aplicar fórmulas estereotipadas sin conocer en profundidad a la persona que intentamos ayudar. El diálogo entre paciente y terapeuta es un punto fundamental para la efectividad de todo tratamiento aromaterapéutico.

Artículo publicado por la Revista El Umbral, marzo 2018

Elsa B. Mirol Colella
CTS-Centro de Terapias para la Salud
(054-011) 4702-7734 / 15-5731-6361

______________________________________________________________

Si te interesa capacitarte en Aromaterapia Profesional, o adquirir aceites esenciales puros y naturales, comunicate a los datos de contacto.

El Alerce Abuelo de Esquel y Larch


EL ALERCE ABUELO EN ESQUEL: 2600 AÑOS




Qué maravilla !!!  Un alerce de 2600 años...  en nuestro país.. cuando nació Jesús ya era adulto !!!!

Si esto no es una maravilla, entonces qué cosa ??

El Alerce, mejor dicho, la energía de su flor, es parte del Sistema Floral Bach... con el nombre de... Larch

¿Y si les digo que Larch trabaja la sensación de "no poder"?

Entonces, podemos comprender su Mensaje??

Si, Se Puede. Si un Alerce llegó a los 2600 años significa que su energía existe para decirnos a cada uno de todos los seres humanos, que "el poder" sobre nosotros mismos es una realidad, no es una fantasía.

Cada ser vivo, en este caso vegetal, tiene un mensaje sanador, que los estudiosos de las signaturas de las plantas (signatura significa "firma", entonces sería algo así como "la impronta de las plantas"), llaman "patrón sanador".  Este patrón sanador está dirigido, en este caso, a aquellas personas que quizás en la infancia fueron comparadas de manera desvalorizante con otros, muchas veces con hermanos. O quizás no tuvieron esa experiencia, pero son seres muy sensibles que fueron heridos en su autoestima de alguna otra manera, entonces piensan frecuentemente: "yo no puedo, yo no voy a poder con esto, yo no soy capaz, es más de lo que yo puedo..." 

Siempre está presente la palabra "poder", en este caso, en sentido negativo.

Y resulta que La Nación publica ahora, en estos tiempos en los cuales Plutón está cuestionando el poder de cada uno...  creen que es casualidad? pues yo no.

El poder de cada uno... sobre sí mismo, que luego se transforma en el poder de toda una comunidad.

En este país donde tenemos tantos problemas "con el poder, con minúsculas y con mayúsculas", debiéramos hacer de un Parque Nacional como es el Los Alerces, casi un lugar de culto.

¿Que les parece?

Gracias Universo por Tantos Mensajes !!!! 

Elsa B. Mirol Colella
Consultoría Psicológica, Astrológica y Floral
(054-011) 4702-7734 / 15-5731-6361
info@center-salud.com
www.center-salud.com

______________________________________________________________


Las Flores de Bach llegan a la Univeridad Pública


Las Flores de Bach 
llegan a la Universidad Pública


Desde este año se dicta en Medicina un curso de posgrado sobre terapias florales y salud. Opina la directora Carolina Campra.

Desde marzo se dicta en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) un curso de posgrado sobre las esencias florales y el cuidado de la salud. Es el primero en su tipo en el ámbito de la educación pública universitaria. Despertó tantas expectativas que el cupo para sus clases se completó rápidamente, con una buena lista de espera para una próxima oportunidad. "Estamos ante el principio de un cambio de conciencia", analiza la directora de esta formación, Carolina Campra, sobre estas terapias avaladas por la Organización Mundial de la Salud.

Campra es fonoaudióloga y terapeuta floral; en esta última especialidad se formó en diversos cursos reconocidos por el Centro Bach de Inglaterra. "Sigo investigando y estudiando, porque todavía es un campo nuevo", dice respecto de las terapias florales, más conocidas como Flores de Bach, en alusión al doctor Edward Bach (1886-1936), impulsor de estos cuidados.
También es la directora del curso de posgrado "Las esencias florales en el cuidado de la salud" que empezó a dictarse en marzo pasado en Ciencias Médicas (UNR). El recorrido para que esta facultad aprobara su dictado tiene su larga trayectoria. La especialista atribuye el visto bueno a una apertura, a una amplitud de miradas sobre el campo del cuidado. "Es importante que, de alguna manera y aunque sea desde un lugar muy pequeño, se reconozca a estas terapias que pueden ayudar a la salud y tienen una explicación científica", aprecia Campra y agrega que actualmente "la física cuántica va explicando los procesos a través de los cuales las esencias florles pueden armonizar, equilibrar y restablecer la salud".

Un remedio natural
Al curso sobre esencias florales que se dicta en la UNR asisten graduados en diferentes disciplinas, desde médicos y docentes hasta contadores y arquitectos. Está el requisito de poseer un título de nivel superior ya que la formación depende de la Escuela de Graduados de Medicina. Las clases son un sábado por mes y el programa de formación es de un año (de marzo a marzo).
El recorrido del sistema floral es relativamente nuevo y es atribuido al doctor Edward Bach, hacia 1900. De manera muy general, las esencias son aguas impregnadas por la energía de una flor, que se toman en gotas y funcionan como una terapia o remedio natural.

—¿Qué importancia tiene que la Facultad de Medicina habilite en su ámbito el dictado de las terapias florales?
—Por un lado es muy lindo y si Bach estuviese vivo creo que estaría alentándonos, ya que tuvo que renunciar a su titulo médico porque fue muy perseguido. Pero también es real que al no haber una ley nacional que enmarque nuestra práctica, genera un movimiento de pensar que "ahora al estar en la Facultad de Medicina, todo lo demás no va a valer nada". Esto no es así. Lo que hace Medicina es ofrecer una certificación de curso de posgrado, que no es un título habilitante. Es una formación. Por tanto no vale más o menos que otra, porque todavía no hay una ley que defina cómo debe ser la misma.

—¿Y cómo es hasta ahora la formación en terapias florales?
—Ya hay una escuela a nivel nacional que surge a partir de los discípulos de Bach. Esta escuela va marcando pautas. Sí, las terapias florales están respaldadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS contempla las terapias naturales y tradiciones alternativas que existen en los distintos países, ya sea la medicina china, taoísta, ayurveda o el reiki, entre otras. Es importante marcar que no hay que ser profesional graduado para trabajar con esencias florales. Un buen curso de terapia floral puede hacerlo cualquier persona mayor de edad y trabajar de manera excelente con las flores. No hay que tener otros conocimientos, hay que poder conectarse con la emoción del otro. Siempre resalto, porque ha habido muchas confusiones, que esto no es psicoanálisis. No estamos haciendo la tarea de un psicólogo, ni de un fonoaudiólogo, ni de un médico. Es un trabajo complementario. Yo trabajo con psiquiatras, psicólogos, médicos, pediatras que piden mi intervención en problemáticas puntuales.

—A veces ocurren ciertas tendencias a mirar estas terapias con cierto fundamentalismo: "No me vacuno", "No voy más al médico"...
—Esto es complementario. Nosotros trabajamos con psicólogos, con médicos, con todas las especialidades... Esto no intenta ser las flores o nada. Justamente el hecho de que la Facultad de Ciencias Médicas esté propiciando a las disciplinas holísticas, que nos esté permitiendo espacios para esto, implica que haya un trabajo en equipo. Si fuera una cosa o la otra, nosotros no podríamos estar participando nunca de un espacio que está formando médicos del futuro. Lo que se intenta es que esto no sea una lucha, una cosa o la otra, sino que sea complementario y que podamos entender que el ser humano es una integridad. Y que muchas veces trabajando con terapias complementarias en el origen de un desequilibrio, evitamos un tratamiento de mayor gravedad.

—¿A qué atribuís tanta demanda para participar del curso abierto en Medicina?
—Creo que estamos en el principio de un cambio de conciencia. Creo que hay muchas sombras y cosas que pasan que son dolorosas, pero por la misma cantidad de sombras que hay, hay luz. Y creo que cuando las personas empezamos a tomar conciencia y nos empezamos a cuidar y a descubrir que no nos queremos intoxicar, que queremos trabajar antes de que nos enfermemos, eso empieza a contagiar como una masa de energía _porque todos estamos unidos en una red de energía a través de nuestros cuerpos_. Es decir, cuando una persona toma conciencia empieza a conectarse con otra persona que está en la misma vibración y esa información se traspasa a otras personas, aunque no seamos conscientes. Si bien muchos opinan que esto "se puso de moda", eso es por algo. También están quienes se quedan con lo negativo y te dicen que en esto "hay mucho chanta" o que "al final es todo lo mismo". Yo me quedo con lo positivo, con que hay una apertura, que hay una energía que empieza a funcionar y que está habiendo un cambio de conciencia. Eso es lo más emocionante.

Para mejorar la calidad de vida
Carolina Campra valora que se abran posibilidades en el campo de la salud para mejorar la calidad de vida, y que esta apertura considere a las terapias florales. "La idea es que sea un abanico de posibilidades, porque los seres humanos somos únicos e irrepetibles; un abanico desde el cual cada persona pueda proyectarse y elegir lo que le hace falta en ese momento. Hay quienes vienen a la terapia floral, pero me doy cuenta que no se terminan de conectar. Es ahí cuando les explico que no es su momento y les sugiero otra alternativa, que quizás les resulte mejor".
Las terapias florales se trabajan con niños, adolescentes y adultos. En cada etapa hay consultas que son más comunes que otras. Por ejemplo, en la primera infancia las derivaciones rondan sobre todo alrededor de los miedos nocturnos, los celos ante el nacimiento de un hermano. Sin embargo, Campra apunta que en estos casos se trabaja primero sobre el ambiente familiar, y si hay buena disposición de las familias, en general no se llega a los niños. Desde la adolescencia y en adelante, son muchas las consultas por la ansiedad. "Nosotros tenemos el trabajo de desandar esa palabra, porque debajo de la ansiedad hay emociones", dice y menciona a las preocupaciones, los miedos o la inseguridad, que hacen de esa persona alguien vulnerable.

Fuente: Diario La Capital, 7/4/18
https://www.lacapital.com.ar/educacion/las-flores-bach-llegan-la-universidad-publica-n1585616.html
________________________________________________________________

Si te interesó este artículo y la posibilidad de sanar, mejorar tus síntomas ó capacitarte en Terapia Floral Bach y Terapia Floral Bush, a distancia (sistema Feel-e-learning; aprendizaje sensible por medios virtuales) y con certificado de Enseñanza Privada, comunicate a nuestros datos de contacto.

CTS-Centro de Terapias para la Salud
(054-011) 4702-7734 / 15-5731-6361
info@center-salud.com
www.center-salud.com


domingo, 18 de marzo de 2018

Aries, Equinoccio, Luna Llena y Pascuas



Aries, Equinoccio, Luna Llena y Pascuas



Queridos Amigos... una información...  y una reflexión... para la toma de consciencia...

Sabemos que nuestra cultura occidental está basada en lo que conocemos como Imperio Romano, y aceptando también la herencia griega.

Grecia fue “el puente” entre Oriente y Occidente, entonces tenemos que aceptar que nuestro origen también tiene mucho de Oriental, ya que las culturas Orientales son muy antiguas. Al decir “antiguas”, hablamos 5000 ó 7000 años… y hay quienes han investigado las mismas culturas y otras desde un enfoque diferente, es decir, incluyendo la “visión” que se tenía de las cosas, lo cual incluía “lo femenino”.

Todo esto fue ocultado, subestimado y considerado oscuro, a partir del momento en que la energía masculina se desbalanceó…  apartando de sí a la femenina. Es decir, cuando el ser humano comenzó a ubicarse desde la mente, separándola del cuerpo, cuando se escindió. 

Aclarado esto… lo que conocemos, nuestras tradiciones importantes y cotidianas, están basadas en lo Occidental, por lo tanto mental, masculino y escindido (energia Yang separada de la Ying)

Estos tiempos nos hablan de recuperar para nuestro Mayor Bien, esa integración, por supuesto, en su forma elevada, de lo contrario, por más que rescatáramos lo “femenino” (energía Ying), podríamos continuar haciendo mal las cosas.

Llamo la atención sobre el siguiente hecho, que nos vuelve a recordar que lo femenino se encuentra como velado desde la consciencia;   el cálculo de la Pascua se basa en las lunaciones.  Como sabemos, la Luna representa lo Femenino y lo Materno. En Astronomía se sabe que el Sol estimula la existencia de la vida en este planeta, y la Luna estabiliza la rotación de la Tierra de tal manera, que la vida responda a ciclos.  De esta manera los ciclos de la Luna están estrechamente vinculados con los diferentes estados de la masa liquida oceánica (mareas), y también de todos los líquidos, incluídos los del organismo humano. Así regula los ciclos menstruales en las mujeres y los partos. De la misma manera hay toda una relación con la agricultrua. Quienes hayan escuchado esto antes, lo considerarán algo “ya sabido”, sin embargo, no se toma consciencia de lo que esto supone.

¿Cómo se calcula la Fecha de la Pascua de Resurección?

La Iglesia Católica quiso desde un principio, conmemorar la muerte de Jesús el mismo día que lo relatan los Evangelios. La tradición de los judíos señalaba que se tenía que celebrar la Pascua basándose en el Calendario Lunar, es decir, en la época de Jesús, la Pascua se regía por los ciclos de la Luna.

Partiendo de esto, el calendario de Semana Santa se obtiene a partir del día de la Resurrección, que es el domingo siguiente a la Luna Llena del mes de Nissan (el mes de los judíos), que corresponde a los días entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

Para aclarar más…  este día es el domingo después de la Primera Luna Llena de Primavera (21 de marzo en el Hemisferio Norte), es decir, la Luna Llena de Aries.

Entonces podemos sumar otros elementos, por ejemplo que la Era de Aries fue la anterior a la que inició Jesús, hace 2000 años, que fue la Era de Piscis, dado que en relación a las Eras, contamos en sucesión inversa a la sucesión de los signos. Por lo tanto 2000 años antes de Jesús se inició la Era de Aries, con Jesús la Era de Piscis, y en estos tiempos estamos iniciando la Era de Acuario.

Los símbolos que podemos encontrar en la cultura judía relacionados con Aries/Marte son variados. Por empezar, la tradición del sacrificio hace relación principalmente a los corderos.  Por otra parte se utiliza como instrumento en las ceremonias religiosas el Shofar, que está hecho con un cuerno de carnero, aunque también de cabras macho.

Podríamos continuar con los simbolismos, tradiciones y relaciones con la astrología y con tantas cosas… 

Estamos por comenzar la Semana Santa; el próximo domingo será Domingo de Ramos para la Iglesia Católica que le dará inicio.  Este año, el Sábado Santo será Luna Llena de Aries, y desde ya, si queremos elevar la consciencia propia y la de todos, sería conveniente dedicarnos a meditar y orar en silencio y de verdad, sin interrupciones, sin distracciones, y en profunda comunicación con nuestro ser.

Aries representa el inicio, el  impulso nuevo de vida, la Luna Llena es la Luna reflejando por completo la luz del Sol, ambos se encuentran opuestos.  Todo en estos días y desde diferentes lugares nos hablan de un Nuevo Comienzo, la Pascua misma, tanto judía como cristiana,  con sus significados de Nueva Vida, la primavera en el Hemisferio Norte,  “el” inicio de algo, lo que se renueva, lo que se redime.

Muy Bendecida Semana Santa para todos !!!


Elsa B. Mirol Colella
CTS-Centro de Terapias para la Salud
Carta natal - Revolución Solar - Orientación Vocacional
Recursos holístico para el bienestar desde el informe astrológico
(054-011) 4702-7734 / 15-5731-6361
info@center-salud.com
www.center-salud.com

viernes, 2 de marzo de 2018

Aromaterapia en Egipto - Parte 1


Hatshepsut,
la primera mujer faraón de Egipto-Parte I



Imaginate paseando por una preciosa terraza del piedra con una ligera brisa rozando tu mejilla, una brisa que lleva la fragancia intrigante de una rica nota de base terrosa, con un ligero matiz de naranja amarga que emana de una serie de árboles plantados en la terraza.  Mientras miras fijamente el río Nilo y su costa sinuosa, el pálido cielo azul de la mañana y las siluetas de los elegantes pájaros en vuelo, se siente al mismo tiempo atado a la tierra y elevado.  Así es como Hatshepsut, reina de Egipto, se sentía mientras caminaba por el sendero de árboles de Mirra en su meditación diaria.

Única en su naturaleza, en su posición y en su vida interior, Hatshepsut es in increíble modelo de cómo vivir con gracia, con los aromas que impregnan todos los matices de la vida.  Le encantaba su sentido del olfato, ya que le acercaba perfumes fascinantes cada día de su vida. Viviendo en la cumbre de la cultura egipcia, 3500 atrás, ella utilizó su posición como reina y faraón para manifestar una serena integridad, realizar inteligentes innovaciones y mostrar la belleza de las formas.

Hatshepsut nació alrededor del 1500 a.C, siendo la hija mayor de Tutmosis I y Ahmose (princesa heredera y hermana de Amenophis I), una alegre y compatible pareja real que reinó durante la Dinastía SVIII de Egipto.  Hatshepsut provenía de un linaje de grandes reyes.  El rey Ahomse, su bisabuelo, logró unificar el norte y  el sur de Egipto cerca del año 1550 a.C.  Se convirtió en uno de los más grandes reyes de Egipto y fue el fundador del Nuevo Reino, la Dinastía XVIII. El abuelo de Hatshepsut, Amenhotep I, construyó los templos de Tebas dedicados al dios Amón. Su padre, Tutmosis I, construyó dos obeliscos, de casi 64 pies de alto, tallados con escenas de sus victorias en las batallas.  Durante la Dinastía XVIII, Egipto estableció una provincia extranjera en el río Éufrates. La arquitectura estaba en su apogeo con enormes y espectaculares construcciones alrededor de Tebas, como los templos de Luxor y Karnak.  Fue el padre de Hatshepsut quien comenzó con la tradición de los sepelios en el Valle de los Reyes.  Egipto también alcanzó el pináculo de la expresión religiosa y artística durante la notable Dinastía XVIII. Esta civilización surgió, casi totalmente formada en el año 4500 a.C. con influencias de Sumeria y terminó alrededor del año 100 d.C. con Cleopatra VII.  El río Nilo que corre de sur a norte por le desierto hasta su delta en el Mar Mediterráneo, originó el fértil valle que fue el asentamiento de esta cultura.  Las inundaciones anuales del Nilo proveyeron el suelo aluvial para cultivar cereales, verduras, hierbas y árboles.  Las fragantes plantas permitieron el surgimiento de la Aromaterapia, la cual se convirtió en un importante elemento de la cultura egipcia.

Los habitantes del río Nilo fueron, primero, reunidos en el 3100 a.C. bajo el reinado del rey Narmer. Sus sucesores, llamados faraones, fueron considerados dioses, y así comenzó la Dinastía XXXI. De acuerdo al libro Hatshepsut: “De reina a faraón”: “En la historia del antiguo Egipto, hubo épocas en las que las dos tierras (el norte y el sur de Egipto), se unieron, fueron tiempos de prosperidad que produjeron un gran logro cultural”

Los egipcios abrieron las puertas a la civilización.  Ellos fueron los primeros en dar importancia a la vida familiar, la educación,  el  derecho, la escritura y el comienzo de la ciencia y de la ingeniería.  También introdujeron el uso de mesas y sillas, de herramientas de metal, armas, arte formal, baño y el comienza de la Aromaterapia. ¡Se trata de contribuciones increíbles!



Hatshepsut, fue la favorita de su padre, bendecida con belleza, con una mente rápida y una saludable energía.  Sabemos cómo se veía por las diferentes estatuas y pinturas preservadas por el New York´s Metropolitan Museum of Art. Era menuda, de piel color café claro, ovalados ojos color marrón oscuro y pelo negro ondulado.  Su suave cuerpo dorado estaba perfumado con todos los aceites exóticos de Egipto.  El  perfume fue un elemento de vital importancia en su vida. Una inscripción en su obelisco dice: “Merced a su propia majestad, puso con sus propias manos aceite de Anís en todos sus miembros. Su fragancia era como un aliento divino, su esencia llegaba tan lejos como hasta la tierra de Punt…”  Cuando era niña, Hatshepsut, vivió en un palacio de muchas habitaciones, con muchos medios hermanos nacidos de mujeres del harén.  De acuerdo con Evelyn Wells: “Las habitaciones estaban perfumadas con flores frescas y con densos perfumes orientales… con un dominante aroma a Mirra, que se convertiría en el favorito de Hatshepsut”

La importancia de los aceites esenciales no se limitaba a la familia real.  Integrados a la vida diaria en toda la sociedad egipcia, fueron utilizados en artículos de tocador, para la curación y en la celebración de rituales, como lo había sido durante siglos.  De hecho, el crédito por la invención de la Aromaterapia pertenece a los egipcios, sobre todo a Imhotep, el arquitecto y médico de la Tercera Dinastía (2650-2600 a.C.) que utilizaba aceites aromáticos en masajes y en reflexología.  Este primer  uso conocido, le ha valido el título de “abuelo de la Aromaterapia”

En la época de Hatshepsut, los egipcios consideraban una necesidad básica a los aceites perfumados para el cuerpo y elaboraron más de 30 tipos diferentes. Los aceites aromáticos eran añadidos a una base de grasa animal ó aceite vegetal, como el Aceite de Oliva, de Almendras ó de Sésamo;  los menos pudientes utilizaban Aceite de Palma ó Aceite de Castor.  Las resinas aromáticas, las hierbas y las flores le proveían de un dulce perfume.  Estos aceites perfumados se utilizaban en baños, en masajes, en la unción y en cosméticos.

Una práctica de sanación que se inició en Egipto fue el amor por el baño.  La preocupación por la apariencia estética y por la higiene llevó a los egipcios a hacer del baño uno de los recintos más atractivos en cualquier casa refinada.  Allí, las mujeres se bañaban en raros perfumes y luego usaban  ungüentos en la sala de masajes contigua.  Michal Dayagi-Mendel comenta en el libro “Perfumes and Cosmetics en the Ancient World”: “El uso de aceites y ungüentos fue predominante, entonces como ahora, para proteger el rostro y cuerpo del sol, del polvo y de la sequedad del clima. Estos aceites perfumados no se consideraban lujos y eran utilizados por hombres y mujeres de todos los estratos sociales”  También untaban, sensualmente, el cuerpo con aceites después del baño.  Entre las muchas pinturas en el magnífico templo de Hatshepsut en Deir el-Bahri hay uno de “una dama de la corte pasando por su rutina diaria de aseo.  Ella es atendida por cuatro doncellas, dos de las cuales vierten aceite perfumado sobre su cuerpo, mientras que una tercera masajea su hombro con una mano y con la otra, sostiene una flor de loto para que pueda olerla”
  
El uso de productos cosméticos fue muy popular en tiempos de Hatshepsut y los aceites  esenciales fueron un ingrediente en muchas pociones.  Las mujeres tenían encantadoras cajas de madera talladas con elaborados diseños.  Dentro de las cajas había frascos de henna para frotar las mejillas y lograr un rosado brillo, botellas de kohl negro para acentuar la belleza de los ojos y jarras de alabastro llenas de mezclas de perfumes para masajear todo el cuerpo.  Los arqueólogos han desenterrado objetos íntimos con el nombre de Hatshepsut, incluyendo un par de brazaletes de oro y un contenedor de alabastro con maquillaje para ojos con un aplicador de bronce.  Ella era a la vez un ser humano y una reina faraón semi-divina.

Cerca de Tebas, los arqueólogos encontraron un frasco de perfume de color turquesa, con el nombre de Hatshepsut grabado en su cuello, el hallazgo más antiguo de su tipo, lo que indica que probablemente  el embotellado de perfumes se inició en su época.  En esa época los egipcios utilizaban vidrios opacos coloreados con óxidos metálicos. Además tallaron hermosos contenedores de granito, diorita y alabastro con encantadoras formas de animales ó en forma de loto para contener los perfumados aceites y mantenerlos frescos.

En las grandes fiestas nocturnas de la corte real, las mujeres tenían un curioso ritual.  Usaban tortas en forma de cono hechas con grasa mezclada con aceite, perfumes y hierbas.  Estas toras se elaboraban mediante dos métodos diferentes.  Los egipcios carecían de nuestro destilador de moderno diseño con el condensador  de alambique, que Avicena inventó en el año 1000 a.C., por lo que sus aceites esenciales eran extractos de plantas.  Uno de los métodos fue el sistema de extracción de “enfleurage”, sobre todo para flores tan delicadas como el jazmín, la flor de loto y la rosa.  Los pétalos eran extendidos sobre una capa de grasa animal entre dos placas;  en un día la grasa, por lo general, habría absorbido la fragancia de las flores.  Cada día, durante 6 a 12 semanas,  nuevos pétalos reemplazaban a los viejos.  Este método todavía se utiliza hoy en día (por ej. en la India), para extraer Nardo (Polyanthes tuberosa). Ahora la pomada se lava con alcohol y se cuela, siendo este proceso similar al moderno de extracción por solventes.

Un segundo método de extracción de aceite vegetal es descripto por Pedanius Dioscórides, un médico griego que viajó por el mundo antiguo con el ejército romao en el año 1 d.C.   En su famoso libro “Materia Médica”, un ensayo sobre 700 plantas medicinales que fue un estándar por siglos, Dioscórides instruye: “Para hacer grasa de buey con aroma, elimine toda la sangre y la piel de la grasa.  Vierta sobre ella un poco de un aromático vino añejo.  Hierva a fuego lento hasta que la grasa haya perdido su propio olor y huela a vino.  A continuación, coloque 1.13 lts (2 pintas) de grasa en un tarro de barro limpio.  Mezcle con cyperus (un rizoma) y con palo bálsamo (para espesar), con brotes de palma finamente molidos, y con cálamo y 1 taza de vino añejo.  Lleve a ebullición 3 veces, saque del fuego y deje enfriar por 24 horas.  Vuelva a derretir y filtre a través de un lienzo en un recipiente limpio.  Selle y almacene”  Entonces, a la grasa de buey, se le daba forma de cono y la misma era fijada en una peluca ó era colocada sobre la coronilla.  Los conos se derretían en las calientes salas de banquetes y “el aceite perfumado rociaba cabezas y hombros para que olieran dulcemente y provocaran eróticos deseos (Jazmín)”  Esta costumbre puede parecer extraña para las mujeres modernas occidentales, pero era una maravillosa manera de recibir un tratamiento de Aromaterapia para la inspiración emocional y para lograr una piel hidratada. Incluso, hoy en día, ciertos miembros de las tribus beduinas siguen con las costumbre del cono perfumado.

Los egipcios son fuente de inspiración para nosotros en su objetivo por vivir la vida para el crecimiento espiritual.  El perfume formaba parte de las prácticas religiosas de Egipto, y estaba relacionado con la búsqueda del dios.  En su panteón, cada dios tenía una fragancia relacionada con su persona. La fragancia de Amón era la Mirra.  Hatshepsut, era devota de Amón-Ra (que significa “sol”), el rey del mundo.  Como otros pensadores de su tiempo, Hatshepsut creía en el carácter sagrado de todo lo vivido.  Esta fe le dio a su reinado una atmósfera de  serenidad y una certeza sin temor acerca de la vida futura.  La madre de Hatshepsut estimuló un fuerte sentido de la religión en su hija, quien recitaba muchas oraciones, celebraba rituales y adoraba bailar delante del altar.  La inscripción en uno de sus obeliscos en Karnak expresa su devoción y agradecimiento: “He hecho esto con un corazón lleno de amor por mi padre (Amón)… Yo no me he olvidado de los proyectos que él ha decretado divinamente… El es el que me guía…  y me dá instrucciones”

Los sacerdotes eran, usualmente perfumistas que elaboraban aromas para rendir culto en el templo, para rituales y ceremonias.  Por todo Egipto se encontraron recetas de aceites perfumados y de inciensos en las paredes de las habitaciones perfumadas adyacentes a los templos.  Las fragancias aromáticas eran ofrecidas como tributo al Estado para ser donadas a templos específicos.  Los egipcios creían que sus oraciones llegarían a los dioses con mayor rapidez si flotaban en el fragante  humo azul que, lentamente ascendía a los cielos.  En el libro “Perfume”, William Kaufman escribe: “La palabra “perfume” significa: a través del  humo” Los inciensos ardían en los funerales, en las ceremonias religiosas y en la coronación de los faraones.

Otra muestra de la importancia del perfume en la antigua religión egipcia es que su panteón incluía al dios del perfume, Nefertum, que inspiró a los sacerdotes para crear perfumes sagrados.  Mi amigo John Steele, arqueólogo y aromaterapeuta moderno, describe cómo los sacerdotes conocían la importancia de la respuesta bioquímica del cuerpo y de la mente humanos producto de la inhalación de un perfume como el Incienso (Boswellia carteri). Ellos buscaban elevar a los ciudadanos egipcios, emocional y espiritualmente, en grandes reuniones a través de fragancias transformadoras.

Los egipcios quemaban Mirra (Commiphora myrrha) todos los días, al mediodía, como parte de su ritual de adoración al sol. Esta fragancia tenía el efecto emocional de energizar, de superar la apatía y de conectar con la tierra, mientras que, al mismo tiempo, intensificaba la consciencia espiritual.  La resina de la Mirra es antiviral y similar a las hormonas, ya que equilibra la glándula tiroides.  La reina Hatshepsut masajeaba Mirra en la parte inferior de sus pies para exudar, continuamente, un agradable aroma para ella y para los demás, dondequiera que fuera.  El aceite le ofrecía a sus pies un ungüento antiséptico que evitaba la aparición de grietas en sus talones producto del calor del sol.

A medida que las moléculas de Mirra entraban en su torrente sanguíneo, estimulaban  su sistema inmunológico produciendo glóbulos blancos ó linfocitos.  Energéticamente, el aceite fortalecía su espiritualidad y aumentaba su necesidad de confiar en aquellos a su alrededor.  Hatshepsut amaba la Mirra porque le recordaba a su dios, Amón, y porque daba vitalidad a su mente y a su cuerpo.

Los egipcios también utilizaron los aceites esenciales para preparar a sus muertos.  Estaban preocupados por la continuación de la vida después de la muerte, creyendo en la transmigración del alma (el “Ka”). La preservación de la imagen humana a través de la momificación era importante para que el Ka y el cuerpo pudieran reunirse y volver a los placeres de la vida.  En las tumbas se prestaba especial atención a lo que fuera necesario en la vida eterna.  Los rituales que rodeaban la muerte eran la principal fuente de empleo en Tebas.  Los artesanos trabajaban en las tiendas toda su vida para proporcionar ataúdes, muebles, copas, y vasos de alabastro llenados con ungüentos.  La exquisita belleza y el cuidado de su trabajo, como se muestra en los artefactos de la tumba del rey Tutankamón, reflejan su creencia en la evolución de la consciencia humana, incluso después de la muerte.

La momificación era principalmente para la elite debido a los gastos en enormes cantidades de ungüentos aromáticos que eran necesarios. En primer lugar, los embalsamadores eliminaban el cerebro por la nariz e inyectaban Aceite de Cedro (Cedrus atlántica ó Cedrus libani) en la cabeza.  Luego, los intestinos eran desprendidos con una incisión hecha con una cuchilla afilada en el costado y la cavidad del estómago era llenada con Mirra y Casia (Cassia marilandica), y luego se cerraba con suturas.  El cuerpo era colocado en natrón, un sesquicarbonato de sodio encontrado en el desierto, durante 70 días. “El cuerpo era ungido con aceites y grasas, era perfumado con Mirra y con Cedro mientras que se derramaba resina fundida por todo el cuerpo para cerrar los poros”, escribe Janet Buttles en el libro “The Queens of Egypt”.  El cuerpo era, luego, envuelto en metros de tiras de lino y untado con ungüentos perfumados, con fuertes poderes antisépticos que ayudaban a preservar los tejidos, incluso hasta nuestros días.  El Cedro fue especialmente efectivo para este propósito, debido a su efecto astringente y  deshidratante de los tejidos humanos.  El Juniperus virginiana es el Cedro Americano, y sus aceite tiene propiedades similares al Cedrus libani, los cedros de Europa y de  Oriente Medio, respectivamente.

El Cedro también elimina toda infección, incluso cualquier hongo y tiene una acción tranquilizante y calmante y esto ayudaba al fallecido que se embarcaba en su último viaje a la otra vida.  Además, los vivos lo utilizaban como tónico para cualquier dolencia ó dolor crónico.  Fue de gran ayuda para la tos y para las bronquitis.

El uso del Cedro en un baño trae alivio a la artritis y otorga una sensación de cómoda compostura.  También refuerza la conexión del individuo con Dios y otorga un sentido de equilibrio y de control.  Los egipcios utilizaban Cedro para fabricar objetos de madera que debían ser perdurables, tales como barcos, puertas de templos y ataúdes.  El cuerpo momificado era colocado en un ataúd de madera de Cedro adaptado al tamaño y a la forma del cuerpo.

Los frascos coptos de alabastro que contenían el corazón, los pulmones, el hígado y la vesícula biliar, eran llenados con aceites aromáticos, sellados para su uso futuro y colocados en la tumba con el cuerpo momificado de un egipcio reverenciado.  Cuando los arqueólogos abrieron la célebre tumba de Tutankamón, el olor de la Mirra y del Nardo impregnó el aire, incrementando el asombro y la admiración de los descubridores.

Del libro “Aromaterapia, despertando a las fragancias curativas” 
(Elizabeth Anne Jones)
_______________________________________________________________

Si te interesó el contenido de este artículo, y quisieras capacitarte profesionalmente en Aromaterapia y/o adquirir Aceites Esenciales Puros, Absolutos ó Bases Aromáticas Compuestas, de origen natural, comunicate a los datos de contacto y te informaremos.
_______________________________________________________________



Elsa B. Mirol Colella
CTS-Centro de Terapias para la Salud
(054-011) 4702-7734 / 15-5731-6361
info@center-salud.com
www.center-salud.com